Casas modulares - Aislamiento Clave para el Invierno.

Casas modulares : Aislamiento Clave para el Invierno.

1 estrellas2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Desde tiempos inmemoriales la arquitectura ha tenido en cuenta el clima a la hora de construir cualquier edificación. La inclinación del techo, el grosor de los muros, el tipo de materiales de construcción empleados o la construcción de patios han sido diferentes técnicas utilizadas a lo largo de la historia como mecanismos para mantener aisladas las viviendas.

 

Hoy en día la arquitectura aúna métodos tradicionales y técnicas modernas con el objetivo de diseñar viviendas inteligentes capaces de ofrecer el mayor aislamiento y eficiencia con el menor gasto energético posible. Para ello se tienen en cuenta factores tan variados como el viento, la humedad, el índice de radiación solar o la temperatura. Y es que cada tipo de clima requiere unas actuaciones diferentes, es lo que se conoce como la arquitectura bioclimática. Este tipo de arquitectura es la que impera en el mundo de las casas modulares. Estas edificaciones son ideales porque modificando diferentes aspectos a la hora de construirlas es posible lograr una temperatura ideal en su interior sin necesidad de recurrir a aparatos de aire acondicionado o calefacción.

Casas modulares - Aislamiento Clave para el Invierno.

De cara al invierno, contar con un aislamiento adecuado en las viviendas modulares es fundamental para que no se pierda ni un ápice de confort en su interior. No se trata de un asunto baladí, ya que se calcula que alrededor del 50% del gasto energético anual de una vivienda va a parar a la climatización. A esto hay que sumarle la entrada en vigor en 2014 del CTE (Código Técnico de la Edificicación) que introduce una clasificación energética de las viviendas.

Casas modulares - Aislamiento Clave para el Invierno.

En el caso de las casas modulares MODULAR HOME, su envolvente térmica cobra mucha importancia a la hora de conseguir un buen aislamiento. Esta envolvente la conforman todos los cerramientos (cubiertas, fachada, forjado, paredes, etc.), así como los huecos y ventanas. Se estima que si las ventanas no cuentan con un adecuado aislamiento térmico, a través de ellas se puede llegar a perder hasta un 30% del calor interior durante los meses de invierno. Por ello, es fundamental un buen acristalamiento que cuente con doble vidrio y cámara de aire de bastante espesor. En lo referente a la carpintería, hay que tener en cuenta que el aluminio es un gran conductor térmico, por lo que será necesario que contenga un buen aislante en el interior del marco para provocar la rotura del puente térmico.

En definitiva, para asegurar un buen aislamiento de la vivienda modular durante el invierno, hay que contar con un magnifico aislamiento , una buena orientación de la casa y huecos de ventanas y puertas con los grosores y materiales adecuados para cada clima.