Verdades y mentiras sobre las casas prefabricadas de hormigón

Verdades y mentiras sobre las casas prefabricadas de hormigón

Es muy común pensar en las casas modulares con cierto recelo debido al desconocimiento que existe sobre ellas. Sin embargo, es muy interesante señalar que la gran mayoría de las las creencias sobre este tipo de construcciones que a menudo se suelen dar por ciertas, son simplemente falsas afirmaciones que no tienen nada que ver con la realidad.

Verdades y mentiras sobre las casas prefabricadas de hormigón

En el caso de las casas prefabricadas de hormigón, se suele pensar en ellas como habitáculos sin alma que suenan a hueco en su interior. Se cree que son construcciones inseguras e inestables, que solo son útiles como segunda vivienda en la que pasar pequeños ratos aislados. Otra falsa creencia es que estas casas prefabricadas de hormigón conllevan un alto consumo energético y que requieren un esfuerzo y un gasto añadido dedicado al mantenimiento de las instalaciones a medio y largo plazo.

Todas estas creencias entre otras muchas son creencias infundadas ya que las casas prefabricadas de hormigón son construcciones de alta seguridad, con estructuras diseñadas con materiales fuertes y resistentes sean cuales sean las preferencias de los clientes. No en vano, el hormigón armado es uno de los materiales de construcción con mayor resistencia en comparación con otros sistemas como el ladrillo de arcilla, usado con frecuencia para la edificación de casas tradicionales.

Verdades y mentiras sobre las casas prefabricadas de hormigón

Las casas prefabricadas de hormigón de MH cumplen con el Código Técnico de la Edificación  (CTE) y pueden ser utilizadas como primera vivienda con total seguridad, comodidad y ahorro. Esto es posible gracias a  la calidad de los diseños y de las construcciones, a su clasificación energética A, que permite un considerable ahorro en el consumo de energía, y al potente sistema de aislamiento utilizado, así como a otras cuestiones que permiten un gran ahorro económico, como la inclusión en el precio de los gasto de transporte y montaje de la construcción. En todos los casos nuestras casas cuentan con la máxima rapidez y total planificación en la obra y, a diferencia de otras, no necesitan una base de cubiletes de hormigón.

Es también muy conveniente destacar la posibilidad de hipotecar las casas prefabricadas de hormigón. En contra de lo que se suele pensar, en estas viviendas modulares también se puede optar por este cómodo y asequible medio de pago.

Verdades y mentiras sobre las casas prefabricadas de hormigón

Como valores añadidos que desmienten otras muchas falsas creencias, no puede olvidarse la mención de que las casas prefabricadas de hormigón de MH son totalmente desmontables gracias a su sistema de ensamblado mecánico. A pesar de esta característica, el diseño, las calidades de libre elección por parte de los clientes, la comodidad, el ahorro y el bajo o nulo mantenimiento requerido, hacen que los clientes no quieran desmontar sus casas modulares.