Pruebas de estanqueidad

Estanqueidad, cómo hacer las pruebas

1 estrellas2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, promedio: 3,67 de 5)
Cargando…

A la hora de ejecutar una cubierta plana, una de las pruebas para asegurarse de su correcta ejecución es la de la estanqueidad. De todos los elementos que componen un edificio sin duda es la cubierta la que más patologías puede llegar a presentar. Da igual que la cubierta sea plana o inclinada, en ambos casos las patologías suelen ser similares y graves. En primer lugar hoy aclararemos lo que es una cubierta, y lo que no pareciéndolo debemos tener claro que lo es. Uno de los mayores problemas que puede presentar una cubierta es la no estanqueidad de la misma. Por ello en el proceso de ejecución se hacen pruebas para su comprobación.

La cubierta de un edificio

Tres elementos componen la construcción de cualquier edificio o casa, la estructura, el cerramiento y la cubierta. En la estructura incluimos ya la cimentación necesaria. Es el esqueleto de nuestra edificación, sobre ella se sustenta toda la construcción. Compuesta por elementos verticales y horizontales, estos últimos forman las distintas alturas de la construcción. El cerramiento son los paramentos verticales que cierran las paredes de nuestro edificio. En el caso de nuestras viviendas prefabricadas es el hormigón el material de este cerramiento. A él se le suman las carpinterías exteriores y el vidrio que termina el cerramiento.

En cuanto a la cubierta, podemos tenerla de dos tipos fundamentales. Cubiertas inclinadas o cubiertas planas. Luego de cada una de ellas hay más sub-tipos dependiendo del material empelado o la forma de ejecutarlas. De la cubierta plana, en concreto de sus pruebas de estanqueidad es de lo que nos vamos a ocupar hoy.

Pruebas de estanqueidad

Pruebas de estanqueidad, cubierta plana

Es prácticamente imposible eliminar la posibilidad de que existan defectos en la ejecución de una cubierta con una inspección visual. Nos referimos claro está, a defectos que afecten a la impermeabilización de la misma. A simple vista no se distinguen defectos que pueden ser el origen de filtraciones de agua. Para comprobar y considerar a la cubierta impermeable se hace necesario el uso de ensayos o pruebas de estanqueidad.

En las cubiertas planas la ejecución del ensayo es por inundación de la misma. Durante veinticuatro horas se debe dejar inundada y en observación. ¿Qué se debe observar? Una vez finalizado el ensayo debemos buscar signos de filtración bajo la cubierta. Lo correcto es proceder dos veces con este ensayo de estanqueidad. Una primera vez sobre la tela impermeabilizante, antes de que se ejecuten sobre ella la perforación de sumideros y antes de la colocación del paquete final de cubierta. La segunda fase de la prueba de estanqueidad es ya con la cubierta finalizada completamente. Existen un par de excepciones a esta premisa. Por ejemplo en cubiertas vegetales o que lleven un solado flotante como acabado. En esos casos la segunda prueba se realiza con los sumideros ejecutados pero sin la colocación de esos elementos finales.

Pruebas de estanqueidad - Blog de Modular Home

Cómo realizar la prueba

Lo primero que debemos hacer es taponar los distintos puntos de evacuación del agua de cubierta. Con ello conseguimos que la inundación sea constante sin pérdidas. Esas pérdidas podrían engañarnos y hacernos ver que existen fugas, cuando lo que ocurre es que la cubierta desaloja el agua. Luego llenamos la cubierta con una manguera, hasta dónde es una buena pregunta. La cota a la que debemos llenar la llamamos cota lógica. Se trata de la que no permite el rebose por encima de la entrega vertical de nuestra impermeabilización. Hay que cumplir como no puede ser de otra forma con la normativa vigente y con lo diseñado en el proyecto de ejecución en lo que se refiere a la longitud de esa entrega vertical. Si inundamos por encima de ella, es fácil que pase el agua tras la lámina impermeabilizante.

Un buen sistema es ir llenando en unidades de cinco centímetros, y dejar esa distancia de seguridad antes de llegar al punto más bajo de la entrega de la lamina. En ocasiones el diseño de la cubierta, las pendientes de los paños pueden evitar la inundación completa de todos los paños. Algo asumible en este tipo de ensayos. Hablando de paños, lo que no se puede asumir es el ensayo realizado por paños y no con la totalidad de la cubierta. El agua sin grandes complicaciones puede superar las juntas entre esos paños. Otro punto a controlar son los huecos de acceso a la cubierta. En esos accesos debe respetarse del mismo modo la cota vertical de entrega de la impermeabilización. Un error de ejecución en esos huecos puede engañarnos acerca de la estanqueidad de la cubierta.

Finalizando la prueba

Una vez pasadas las veinticuatro horas del ensayo hemos de vaciar la cubierta. Hay que hacerlo de forma progresiva. Esto evitará los golpes de ariete en las bajantes. Es un momento perfecto para comprobar el estado de la red vertical de evacuación de aguas de cubierta. Buscando defectos en los codos que forman la conducción e incluso en los tramos inclinados paralelos al forjado. Un dato que de ser normal es casi anecdótico es que se mantenga la cota de agua en todo el ensayo. Evidentemente si antes de transcurrir el plazo esa cota ha disminuido de forma drástica podría ser una señal de que algo va mal. Pero variaciones mínimas no deben ser achacadas a la estanqueidad de la cubierta. La estación del año, la temperatura del ambiente, el grado de humedad, son factores que hacen variar esa cota. Todos ellos ajenos a la ejecución de nuestra cubierta.

Pruebas de estanqueidad - Blog de Modular Home

Cuando la cubierta no tiene apariencia de cubierta

Un error muy común es no tratar a lo que es una cubierta como lo que es. Nos explicamos, hay paños horizontales de la construcción que aunque no coronen la misma siguen siendo elementos de cubierta. La cubierta tiene un fin muy claro cerrar la parte superior del edificio. Por eso todos entendemos que una cubierta es el tejado de la casa. Pero también lo es una terraza. Las terrazas deben estar impermeabilizadas del mismo modo que la cubierta superior. Tienen la misión clara de no dejar pasar el agua, en todo caso de evacuarla por los sistemas implementados para hacerla. También es una cubierta lo que cubre un sótano pero queda fuera del volumen de la casa. Encima de ese paño horizontal es fácil disponer de zonas de urbanización como jardines. No están encima de nuestra casa pero en este último caso, su mala ejecución puede traer humedades al garaje o zonas del sótano.

Un error muy común en la construcción tradicional, ocurre en los aparcamientos subterráneos con asiduidad. Se cierran aguas con el forjado horizontal, y encima de este se urbaniza, un parque, un acerado… Se colocan farolas y otros elementos que terminan por perforar la lamina de impermeabilización. Así podemos disfrutar de esos aparcamientos subterráneos que más parecen cuevas, por las humedades existentes.

Quiero una casa prefabricada, una casa Modular Home

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *