Casas prefabricadas garantías - Modular Home - Casas Prefabricadas

MODULAR HOME Y Eficiencia energetica.

 

Eficiencia energética y viviendas modulares

El sistema constructivo de las casa modulares, basado en paneles de hormigón, ha sido desarrollado siguiendo criterios de eficiencia, pensando en la durabilidad y resistencia del hogar. Las viviendas de hormigón MODULAR HOME están realizadas con una enorme capacidad de aislamiento, llegando a obtener la Clasificación Energética A. La calificación energética de una vivienda se realiza midiendo el consumo energético relacionándolo con las dimensiones de la casa. Dependiendo de cuál sea la calificación obtenida así será el coste de mantenimiento energético de la casa prefabricada .

El aislamiento adecuado, una orientación correcta, por ejemplo, la vivienda abierta al sur y cerrada al norte, y la utilización de equipos eléctricos y bombillas de bajo consumo, son factores que determinarán que la vivienda sea eficiente y que pueda obtener la máxima calificación energética. En la actualidad, las viviendas prefabricadas de hormigón reúnen los requisitos necesarios para lograr la máxima calificación A. Son viviendas más eficientes, económicas y sostenibles que las construidas de manera convencional.

El ensamblado de los módulos de hormigón es preciso y ofrece un excelente aislamiento contra los agentes meteorológicos externos, como la lluvia, el viento o los cambios de temperatura, con el consiguiente ahorro en lo que a consumo energético se refiere, en especial, de aire acondicionado y de calefacción.

Para el invierno recomendamos proveer a las viviendas prefabricadas de hormigón de estufas de biomasa, también conocidas como estufas de pellets, que calientan la casa a través de su sistema de ventilación. El ventilador debe estar en un lugar abierto, evitando que haya obstáculos ante la salida de la ventilación, para que se extienda el calor. Su uso es muy cómodo, porque puede funcionar automáticamente programando el horario de encendido y apagado. Estas estufas pueden recargase de combustible en función del tamaño y de la capacidad de almacenamiento de la propia estufa.
Existen tres tipos de estufas de pellets: la estufa de pellet tradicional, proporciona calor con un aprovechamiento energético del ochenta por ciento. Puede incorporar un termostato programable para controlar la temperatura en cualquier momento; la estufa de pellets canalizada, se diferencia de la tradicional en que estas incluyen dos salidas adicionales para conducir el calor y repartirlo hacia otras habitaciones; la termo-estufa de pellets calienta la habitación en la que se encuentra y además calienta el agua de los radiadores instalados, para así llevar el calor allí dónde se quiera.