Calidad y casas prefabricadas baratas

Calidad y casas prefabricadas baratas

Hablamos de un binomio más complejo de lo que parece, calidad y casas prefabricadas baratas. Y es un binomio complejo porque aunar dos conceptos como calidad y barato lo es. En Modular Home tenemos claro lo que son casas de calidad. Nuestras casas prefabricadas de hormigón son casas de una alta calidad. Tanto por los materiales usados en su construcción, como por lo procesos de producción. Nuestros procesos de producción están enfocados en conseguir la excelencia en la construcción.

Calidad y casas prefabricadas baratas

En todos los ordenes de la vida compaginar calidad y barato es harto complicado. Lo primero porque la calidad es algo medible sigue unos criterios bastante definidos. La calidad de algo solo depende de si mismo, de los materiales y el acabado por ejemplo. La percepción de un tercero poco varia en la medición de calidad de ese algo. Las cosas pueden ser de mayor o menor calidad y todos tenemos claro lo que es la calidad. Pero barato, ¿qué es realmente algo barato? Esta cualidad es algo que sí depende en gran medida del que la sopesa. Lo que es barato para unos es caro para otros, depende en gran medida del nivel socio-económico de cada uno. Y por supuesto de la importancia que se le de a lo que se valora.

Así las cosas casi sin fisuras de opinión podemos aseverar qué marcas de coches son las de mayor calidad. Acerca de si el valor de sus modelos es barato o caro habrá más discrepancias. Porque no nos engañemos la calidad se paga, puede tener un precio más o menos ajustado. Pero si es barata o cara solo dependerá de nuestra propia posición al valorarlo. Con las casas pasa lo mismo, y no solo con las casas prefabricadas. El valor que le demos a una casa definirá si nos parece o no barata. Por eso calidad y casas prefabricadas baratas es algo complejo de asociar.

Calidad y casas prefabricadas baratas - Modular Home

Casas prefabricadas un precio justificado

Nosotros lo tenemos claro no hay que preocuparse tanto de si una casa es o no barata, como de si su precio está o no justificado. Es harto complicado fijar un precio medio de las casas prefabricadas, ¿por qué? por el grado de personalización de las mismas. También por el poder adquisitivo del que la va a adquirir. Obviamente éste marca el precio máximo que podemos o estamos dispuestos a pagar. Las prestaciones, la calidad de los materiales, la superficie de la vivienda, son parámetros que influyen en el precio final de la vivienda.

Cuando alguien viene pidiendo calidad y casas prefabricadas baratas toca hacer una labor pedagógica. Las casas prefabricadas tienen un coste de producción qué está más que justificado por su calidad. Rebajar temerariamente el precio de las mismas solo puede hacerse de una forma. Rebajando la calidad en los procesos productivos o en la instalación de las viviendas en destino. Por consiguiente nunca se conseguiría la calidad que hace de las viviendas prefabricadas la mejor opción.

En ocasiones nos dicen «hemos visto en Internet casas prefabricadas de 100 metros cuadrados por veinte o treinta mil euros», la publicidad engañosa también campa a sus anchas en nuestro sector. Es una desgracia que sufrimos los auténticos profesionales. Lo cierto es que ese eslogan siempre tiene de tapadillo el desde, y  en ningún caso nadie podrá terminar comprando su casa por ese precio. Cuando eres capaz de hacer entender a quien viene con este planteamiento que el precio de las casas prefabricadas está justificado y no tiene nada que ver con esa publicidad, llega la pregunta del millón «Pero entonces, ¿las casas prefabricadas son más baratas que las tradicionales?»

Casas prefabricadas más baratas que las tradicionales

Y la respuesta a esa pregunta es un rotundo . El porqué lo son os lo hemos explicado en innumerables ocasiones en este Blog. Resumiendo la clave está en las diferencias de los sistemas constructivos. En la construcción tradicional todos los procesos se hacen in situ y por tanto al albur de los elementos. Las lluvias, las heladas, los días de calor… Todo influye en la construcción, con demoras en los plazos de ejecución y «sorpresas» no contempladas en proyecto. No hace falta pensar mucho al dilatarse los plazos las jornadas de trabajo ídem, por lo tanto suben costes de mano de obra. Con ellos los gastos en alquiler y mantenimiento de la maquinaria…

Todos estos inconvenientes se eliminan con las casas prefabricadas. El grueso del proceso constructivo se hace en fábrica en entornos controlados. Una vez que tenemos todos nuestros paneles prefabricados se envían a la parcela. Allí comienza el proceso de instalación y montaje de las piezas. Antes se ha realizado la cimentación sobre la que descansará nuestra estructura. La losa de cimentación está preparada para recibir los paneles prefabricados. En un orden marcado desde fábrica comienza la instalación como si de un Lego se tratase. Un proceso que en muy pocas horas da como resultado la envolvente y cubierta de nuestra casa. Reducción de plazos es igual a reducción de costes.

Entonces siendo más barato porque no hay una diferencia abismal de precio. Sencillo porque el proceso constructivo es mucho más exigente en cuestiones de calidad. La calidad de los materiales usados. El testado de todos los procesos con sus correspondientes ensayos. Una inversión en I+D continua para seguir acercando el resultado a la excelencia. Todo ello hace que el sistema en definitiva sea además de más económico de mayor calidad. Y seamos realistas la calidad siempre tiene un precio.

Cuestiones que influyen en el precio de las casas

Sin duda hay muchas cuestiones que influyen en el precio final de las casas prefabricadas. El primero de todos sin duda es el grado de personalización. Hay que tener en cuenta que nuestra casa puede ser personalizada hasta el más mínimo detalle. Algo que en la construcción tradicional no puede hacerse. Otra de las cuestiones que influyen en el precio es el tamaño de la vivienda. A mayor superficie mayor precio final. ¿Qué otras cuestiones influyen en el precio de la vivienda? Pues si obviamos el desembolso de la parcela, tendríamos las siguientes:

  • el equipamiento de la vivienda. Desde la domótica, a las instalaciones de calefacción o refrigeración,
  • los acabados interiores de la vivienda. Alicatados, pavimentos, y otros elementos necesarios,
  • la calidad de las carpinterías interiores y exteriores,
  • y por supuesto cuestiones como los provectos, direcciones de obra o las conexiones con las acometidas.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *