Distribución en las casas

Distribución en las casas

La distribución en las casas es la clave para que un diseño arquitectónico sea de calidad. La distribución en las casas prefabricadas no es diferente. Una buena distribución hará que la vivienda sea una vivienda donde vivir sea una experiencia única. En cambio una distribución caótica o poco conseguida puede ser un infierno para sus habitantes. Al final lo que realmente importa de una casa es que sea práctica y cómoda para sus habitantes. Por eso la distribución pasa a ser el quid de la cuestión en todo proyecto arquitectónico.

Distribución en las casas

En muchas ocasiones la distribución en las casas es ese punto que las hace casi perfecta. Aunque seguramente esa sensación de perfección no tengamos muy claros sus motivos. Es cierto que en cambio cuando la distribución en las casas es un problema nos es mucho más sencillo encontrar ese defecto. Una distribución sin sentido nos impide disfrutar de vivir la vivienda. Si estás pensando en hacer tu propia casa nosotros te aconsejamos una vivienda modular. Viviendas en las que distribuir los espacios es algo muy fluido y dinámico. Vamos a acercarnos a cuatro aspectos que debemos tener en cuenta en la distribución en las casas.

Los espacios perdidos

Todos queremos tener y disfrutar de una casa perfecta. El aspecto y diseño exterior es un gran punto a favor, pero lo cierto es que son los espacios interiores y cómo están distribuidos, los que hacen a una vivienda cómoda y práctica. En ese objetivo debemos centrarnos en no tener espacios perdidos. Por lo general el metro cuadrado de vivienda es algo que vale su peso en oro. El espacio disponible está limitado por múltiples cuestiones, por ejemplo la superficie edificable y en ocasiones nuestras propias limitaciones económicas.

Todo el espacio disponible en nuestras viviendas debe tener un uso. Por eso la existencia de muchos pasillos, vestíbulos o distribuidores es una cuestión que debemos minimizar. Además de que esos espacios solo tienen el uso de desplazarse o de acceder a otros, debemos pensar que es mejor llegar cuanto antes a los espacios con diferentes usos. Los pasillos además de metros cuadrados perdidos son tiempo perdido.

Vestíbulo de entrada

El concepto de recibidor está ya bastante desfasado y conecta con el concepto anterior de espacios perdidos. Pero con la distribución adecuada se le puede dar la vuelta a un concepto antiguo y dar una solución práctica y vistosa. Al tiempo puede servir para llevar a cabo el punto siguiente, bueno no adelantemos. Este espacio de la entrada a de servir tanto para esa persona que viene a traer un pedido por ejemplo, como espacio útil para dejar los abrigos de los habitantes de la casa y las visitas que van a pasar más adentro de la casa.

Zona privada y zona semi-pública

Cuando distribuimos nuestro hogar debemos pensar en las zonas privadas. Esas en las que tendremos nuestra intimidad. Espacios en los que nuestra familia desarrolla mayoritariamente la actividad más intima. Espacios como dormitorios o baños, deben tener asegurada la intimidad. En cambio hay otros lugares a los que el acceso no se restringe a los miembros de la familia. El vestíbulo de entrada, el salón, la cocina o el aseo de invitados. Separar unos u otros espacios por la intimidad de los mismos es clave para acertar en la distribución de las casas.

Fácil y rápido acceso a la cocina

Llegar de la forma más rápida y fácil a la cocina es algo que se valora y mucho al legar de la compra cargado de bolsas. Es sencillo de entender ¿verdad? La cocina es ese lugar en el que tenemos bebida cuando llegamos uno de estos días de calor. Es el primer lugar donde entramos al llegar a casa. Es una cuestión meramente práctica el acceder a la misma lo antes posible. Parece un tema menor pero no debemos olvidarnos de ello.

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] semana pasada os dimos unos apuntes acerca de la distribución en las casas. Ya os contamos que una mala distribución estropea una casa, ya tenga los mejores materiales o no. […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *