Nuevos espacios de trabajo - Modular Home

Nuevos espacios de trabajo

En un nuevo contexto laboral trabajar en casa ya es una realidad más asentada. Esta realidad implica buscar y equipar nuevos espacios de trabajo. Modular Home además de viviendas prefabricadas construye otros edificios singulares. La versatilidad de los prefabricados de hormigón juegan a nuestro favor. Pero hoy no vamos a hablar de este tipo de edificaciones de uso comercial u oficina. Hablamos de usar un espacio de nuestra vivienda como espacio de trabajo.

El trabajo en casa

De unos años a esta parte trabajar en casa se ha convertido en una realidad. No solo los denominados «freelance», para entendernos los colaboradores externos de diferentes firmas y/o marcas. Dentro de la organización de muchas empresas se cuenta ya con las horas de trabajo a distancia. Desde nuevos espacios de trabajo las más de las veces en la casa de los trabajadores. Bien sea para facilitar la conciliación o co-responsabilidad, o como una forma de racionalizar gasto y horario laboral. Por estas razones más de uno debe ir buscando ese «rincón» donde ubicar su puesto de trabajo.

Nuevos espacios de trabajo - Modular Home

Nuevos espacios de trabajo, nuestra casa

Lo ideal de trabajar en casa es que no solo trabajemos en ese entorno. La gente que lleva años trabajando en casa puede dar una visión muy correcta sobre esta situación. A las muchas ventajas que tiene hay que contrastar una desventaja. Al estar trabajando en casa se acentúa la percepción de no desconectar nunca. Se termina por no poder separar la estancia en casa por ocio y por trabajo. Lo cierto es que esta situación puede afectar negativamente en la productividad. Por ello en la elección de los nuevos espacios de trabajo en casa hay que seguir una serie de premisas…

La elección de nuevos espacios de trabajo

Elegir una correcta ubicación del espacio de trabajo es fundamental para tener éxito. Por supuesto sabemos que el mismo estará integrado en nuestra vivienda en la mayor parte de los casos. Pocos tendremos la suerte de poder disfrutar de un local o espacio anexo a la vivienda. Sea como sea debemos elegir un espacio que pueda distanciarnos en mayor medida del núcleo de nuestro hogar. Así podremos sacra el máximo provecho a nuestro rendimiento, sin otras distracciones.

Ese espacio de trabajo debe contar con unas cualidades lumínicas que permitan trabajar con comodidad. Esto es con luz natural en las horas en las que desarrollamos nuestra actividad. La estancia debe tener espacio suficiente. Hay que contar con las peculiaridades de cada trabajo. Un puesto de trabajo individual requiere una mesa de un metro treinta de largo, por ochenta centímetros de fondo. Esto son medidas aproximadas, luego cada caso puede requerir otras dimensiones. También hay que contar con el movimiento de la silla, necesitaremos al menos uno con treinta metros cuadrados.

Amueblar el nuevo espacio de trabajo

Con la decisión sobre el espacio de trabajo tomada ahora debemos equipar el mismo. Con el mobiliario absolutamente necesario y que cumpla con sus funciones, ni más ni menos. Podemos optar por adquirir lo necesario en tiendas especializadas o incluso por hacer las diferentes piezas nosotros mismos. El escritorio es sin duda el elemento fundamental. Ya hemos hablado de las dimensiones mínimas. Ahora la forma del mismo dependerá del espacio y de nuestras necesidades.

La silla de trabajo está casi a la misma altura de importancia que el escritorio. Hay que contar con las horas que vamos a estar sentados en ella. Se busca una comodidad diferente a la de los sofás o sillones de las zonas de estar de la casa. La ergonomía debe guiarnos en la elección del asiento ideal. Luego deberemos pensar en los elementos que sirvan como archivo. Estanterías, módulos con cajones, etc.

Los complementos…

Un espacio de trabajo que se precie debe tener pensados los complementos necesarios. Hay que tener todo a mano y que al trabajar no nos falte de nada. No hay nada peor que tener que interrumpir el trabajo porque no tenemos material. Desde pizarras en las que anotar estrategias o las fases de un trabajo. El material básico de oficina, los consumibles para los periféricos, o material de escritura variado…

Delimitar el espacio de trabajo

Otro de los retos en la elección de nuevos espacios de trabajo en delimitar los mismos. En ese reto la importancia de la acústica es clave. Hay que procurar que el espacio de trabajo sea lo más silenciosos posible. Aislar el espacio de los ruidos y distracciones del resto de la vivienda. Hay en el mercado soluciones que pasan por divisores de oficina que aíslan de ruidos los espacios que delimitan.

Otra variable a tener en cuenta es la posibilidad de que el espacio de trabajo comparta superficie con otros usos. Para este reto el uso de mobiliario que se pueda escamotear e incluso mover cambiando de utilidad es nuestro mejor aliado. Así las cosas debemos pensar y re-pensar mucho nuestro nuevo espacio de trabajo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *